top of page

¿Cuáles son los 5 principios del Trabajo Saludable?

Personas trabajando en un entorno saludable

Los Principios de Trabajo Saludable son una de varias herramientas creadas por la Campaña de Trabajo Saludable (HWC) para aprender, discutir y promover el “trabajo saludable”. Los Principios tienen como objetivo educar a los trabajadores y a todas las partes interesadas (empleadores, líderes sindicales, reguladores, periodistas, educadores y otros) con una comprensión común de qué es el trabajo saludable y cómo se relaciona con la salud, el bienestar y las enfermedades crónicas. Los Principios son un resumen muy breve de algunos de los elementos más esenciales y reconocidos del trabajo (no)saludable, basados ​​en un gran conjunto internacional de investigaciones científicas. Esta es sólo una forma de organizar lo que sabemos sobre el trabajo saludable, para que sea más fácil de entender, relevante y preciso. En este artículo, nuestros aliados y amigos de la Campaña de trabajo saludable (The Healthy Work Campaign), nos comparten las cinco categorías que describen los principales factores que deben considerarse al promover el “trabajo saludable”.

 

Este artículo es una adaptación del original. La versión original puede ser consultada en este enlace. Si tienes comentarios, preguntas, otros temas que te gustaría que tratemos o deseas valorar este artículo, ve al final de la página. ¿Te gustó?, no olvides compartirlo, para nosotros será de gran utilidad.

 

1. Ambiente Físico

Un ambiente de trabajo saludable debe estar libre de peligros físicos. Estos incluyen riesgos mecánicos y de seguridad, productos químicos tóxicos, ruido, radiación, enfermedades infecciosas, calor y frío extremos, riesgos de diseño ergonómico (por ejemplo, levantar objetos pesados, estar de pie durante mucho tiempo y trabajar con computadoras sin equipo ajustable).


Para un trabajo saludable es fundamental el derecho a la seguridad y a no sufrir daños físicos en el trabajo (incluidas lesiones, enfermedades y dolencias relacionadas con el trabajo y muerte). La Ley de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA), promulgada en 1970, establece normas, como requisito mínimo, para limitar la exposición a algunos riesgos laborales. Si bien la OSHA federal ya no regula los peligros del diseño ergonómico, algunos estados han implementado regulaciones o programas para prevenir lesiones musculoesqueléticas (por ejemplo, en California para el personal de limpieza de hoteles). Los trabajadores tienen derecho a saber a qué peligros están expuestos en su lugar de trabajo y existen muchas organizaciones en el país que pueden ayudarles a identificar y reportar peligros.


2. Ambiente psicosocial

Un trabajo saludable debería limitar los factores estresantes laborales “psicosociales” causados ​​por la forma en que se organiza el trabajo (organización del trabajo). Los factores estresantes laborales pueden afectar la salud y el bienestar mental y físico [1],[2] y contribuir a enfermedades crónicas como la depresión [3] -una de las principales causas de discapacidad-, enfermedades cardiovasculares (ECV) [4],[5], pérdida de productividad y costos de atención médica [6], e incluso muerte y disminución de la esperanza de vida [7],[8].

Mejorar el control del trabajo

Un trabajo saludable requiere control laboral; la falta de él genera tensión laboral. Esto implica que se le dé cierta autonomía al trabajador sobre sus tareas laborales (poder de decisión), tener voz sobre la mejora de sus condiciones de trabajo y participar con la dirección en la toma de decisiones sobre la organización. El control del trabajo se puede mejorar diseñando cargos que fomenten la creatividad, brinden oportunidades para aprender cosas nuevas y desarrollen o utilicen las habilidades o capacidades especiales (discreción de habilidades) del trabajador. El control laboral es un poderoso predictor de una mejor salud, particularmente porque puede proteger a los trabajadores de los efectos negativos de las altas exigencias laborales. (Ver tensión laboral.) [5].

Demandas manejables

Eliminar la tensión laboral

Seguridad en el empleo

La inseguridad laboral (la preocupación de que podría perder su trabajo en cualquier momento) puede causar ansiedad y conducir a la depresión.[14] y ECV.[15] Las prácticas organizacionales comunes de reducción y reestructuración de personal, que resultan en despidos de trabajadores, tienen importantes consecuencias económicas [16] y efectos sobre la salud de los que son despedidos y de los que quedan,[17],[18] y también aumentan el ausentismo por enfermedad y la mortalidad.[19] Si bien competir en una economía global puede hacer que estas prácticas parezcan inevitables, implementar y apoyar políticas sociales/gubernamentales puede marcar la diferencia y reducir la inseguridad laboral. Las políticas pueden brindar acceso a prestaciones de desempleo adecuadas, reentrenamiento laboral y seguro médico, como es el caso en muchas democracias de Europa occidental.[20]

Rotación de cargo o enriquecimiento

Apoyo de supervisores

Apoyo de compañeros de trabajo

Equilibre el esfuerzo con las recompensas

Equilibrio trabajo-vida

Reconocer el trabajo emocional

3. Cultura y Clima organizacional

Todas las organizaciones tienen una “cultura” que refleja los valores y prácticas de sus líderes y supervisores. El “clima” de un lugar de trabajo refleja cómo los gerentes y los trabajadores se relacionan entre sí, las políticas y prácticas de la organización y con qué grado de respeto y justicia se trata a los trabajadores. Un clima laboral positivo puede reducir los factores estresantes laborales y mejorar la salud y bienestar de los trabajadores. [31]


Justicia organizacional

La justicia se trata de equidad y de hacer lo correcto. La “alta justicia organizacional” está presente cuando los empleados sienten que las políticas, prácticas y procedimientos y resultados de la toma de decisiones en el lugar de trabajo son justos y que ellos reciben un trato justo. Cuando los trabajadores consideran que su lugar de trabajo es justo y equitativo, tienen menos probabilidades de desarrollar depresión o enfermedades cardíacas, [32-34] ausentarse o abandonar su trabajo. [35], [36] Las organizaciones que apoyan los valores democráticos y la participación de los trabajadores en los procesos de toma de decisiones mejoran la justicia organizacional , reducen el estrés y mejoran la salud. Estos derechos democráticos incluyen el derecho a organizarse, actuar colectivamente, negociar y elegir un sindicato que los represente. [37]

Reducir la incivilidad

4. Organización del trabajo

La forma en que la dirección organiza las tareas y el trabajo en general incluye muchas cosas. Puede cubrir: acuerdos laborales (por ejemplo, tiempo completo/parcial, empleado, contratista/trabajador temporal); decisiones o prácticas de personal (por ejemplo, producción ajustada); prácticas de reducción y reestructuración; horas de trabajo, turnos y horarios (por ejemplo, estar de guardia, horarios irregulares, horas extras forzadas). Los factores estresantes psicosociales en el trabajo son consecuencia de la forma en que se organiza el trabajo [5] y están relacionados con una mala salud física y mental, enfermedades crónicas, mayores costos de atención médica y pérdida de productividad.[6]

Limitar el trabajo precario

¿Le contratan al día a día? ¿Como “trabajador temporal” o a través de una “agencia temporal”? ¿Qué pasa con los trabajadores estacionales, con un contrato a corto plazo, independientes o a tiempo parcial porque no pueden conseguir un trabajo a tiempo completo? Todo esto se considera trabajo precario. El empleo a tiempo completo y de por vida en un solo trabajo o para un empleador está siendo reemplazado por “trabajos ocasionales” o empleos atípicos (por ejemplo, contratistas independientes). Se estima que el 40% de la fuerza laboral forma parte de la “economía colaborativa”. Estos trabajadores suelen ser más jóvenes, ganan menos y no son blancos. [41] Para algunos trabajadores, esto proporciona flexibilidad. Pero para muchos otros –particularmente los trabajadores con salarios más bajos– aumenta la inseguridad laboral y los somete a otros factores estresantes en el trabajo. [42] La precariedad de algunos empleos puede reducirse eliminando la clasificación errónea de los empleados como contratistas independientes, limitando los contratos a corto plazo u organizando una cooperativa o sindicato.[43]

Minimizar el trabajo por turnos

Limitar largas horas de trabajo

5. Recompensas y beneficios

Las recompensas son los beneficios económicos y de otro tipo (por ejemplo, ascensos, antigüedad, seguridad laboral, apoyo y respeto) que son el resultado esperado del trabajo. Cuando las recompensas no coinciden con el esfuerzo o la responsabilidad requeridos por un trabajo, se produce un factor estresante importante (esto es, “desequilibrio esfuerzo-recompensa”). Un salario justo y digno, el acceso a tiempo libre remunerado para utilizarlo en cuidados preventivos, o cuando se está enfermo o para cuidar de la familia, y un seguro médico y beneficios de jubilación adecuados: todos son necesarios, además de reducir los factores estresantes en el trabajo, para el salud general de los trabajadores y disminuir el riesgo de enfermedades y muerte prematura.[7]

Pago justo/Salario digno

Un trabajo saludable significa recibir un “salario digno” justo (es decir, ingresos para cumplir con los estándares mínimos dado el costo de vida local) para todos los trabajadores, especialmente aquellos con salarios bajos. Estas acciones mejorarán en gran medida la seguridad económica, la salud, el bienestar y los costos en todos los niveles para los trabajadores y la sociedad.[54-56] Las organizaciones que pagan un “salario digno” tienen menos rotación y mayor satisfacción laboral entre los trabajadores y continúan siendo altamente rentables. Sin embargo, incluso con un salario más alto, usted puede seguir teniendo un desequilibrio entre esfuerzo y recompensa cuando cree que el esfuerzo y las responsabilidades requeridas de su trabajo no están “equilibrados” con recompensas justas (es decir, salario adecuado, reconocimiento y promociones).

Proporcionar licencias por enfermedad, tiempo de vacaciones o tiempo libre pagado

Seguro de salud adecuado para todos

 

Cómo citar este artículo:

Prax (31 de mayo). ¿Cuáles son los 5 principios del Trabajo Saludable? Adaptado de The Healthy Work Campaign,  (2024). Principles of Healthy Work. https://www.healthywork.org/resources/principles-of-healthy-work/ Prax. https://www.prax.com.co//post/cu%C3%A1les-son-los-5-principios-del-trabajo-saludable

 

Referencias


[1] Schnall P, Rosskam E, Dobson M, Gordon D, Landsbergis P, Baker D, (eds.). Unhealthy Work: Causes, Consequences and Cures. Amityville, NY: Baywood Publishing; 2009.

[2] Ganster DC, Rosen CC. Work Stress and Employee Health: A Multidisciplinary Review. Journal of Management. 2013;39:1085

[3] Theorell T, Aronsson G. A systematic review including meta-analysis of work environment and depressive symptoms. BMC Public Health. 2015;15:738.

[4] Theorell T, Jood K, Jarvholm LS, et al. A systematic review of studies in the contributions of the work environment to ischaemic heart disease development. The European Journal of Public Health. 2016;26(3):470-477.

[5] Schnall PL, Dobson M, Landsbergis P. Globalization, Work, and Cardiovascular Disease. International Journal of Health Services. 2016;46(4):656-692.

[6] Jauregui M, Schnall P. Work, Psychosocial Stressors and the Bottom Line. In: Schnall P, Rosskam E, Dobson M, Gordon D, Landsbergis P, Baker D, eds. Unhealthy Work: Causes, Consequences and Cures. Amityville, NY: Baywood Publishing; 2009:153-167.

[7] Goh J, Pfeffer J, Zenios SA. The Relationship Between Workplace Stressors and Mortality and Health Costs in the United States. Management Science. 2015;March:1-12.

[8] Goh J, Pfeffer J, Zenios S. Across Different Demographic Groups Exposure To Harmful Workplace Practices Could Account For Inequality In Life Spans. Health Affairs. 2015;34(10):1761-1768.

[9] Aronsson G, Töres Theorell, Grape T, et al. A systematic review including meta-analysis of work environment and burnout symptoms. BMC Public Health. 2017;17:264.

[10] Landsbergis P, Dobson M, Koutsouras G, Schnall P. Job strain and ambulatory blood pressure: A meta-analysis and systematic review. American Journal of Public Health. 2013;103(3):e61-e71.

[11] Gilbert-Ouimet M, Trudel X, Brisson C, Milot A, Vezina M. Adverse effects of psychosocial work factors on blood pressure: systematic review of studies on demand-control-support and effort-reward imbalance models. Scand J Work Environ Health. 2014;40(2):109-132.

[12] Kivimäki M, Nyberg ST, Batty GD, et al. Job strain as a risk factor for coronary heart disease: a collaborative meta-analysis of individual participant data. Lancet. 2012;380:1491-1497.

[13] Kivimäki M, Ferrie JE, Batty GD, Nyberg ST, et al., for the IPD-Work consortium. Work stress and risk of death in men and women with and without cardiometabolic disease: a multicohort study. Lancet Diabetes Endocrinol. 2018; June.

[14] Kim T, von dem Knesebeck O. Perceived job insecurity, unemployment and depressive symptoms: a systematic review and meta-analysis of prospective observational studies. Int Arch Occup Environ Health. 2016;89(4):561-573.

[15] Virtanen M, Nyberg ST, Batty GD, et al. Perceived job insecurity as a risk factor for incident coronary heart disease: systematic review and meta-analysis. British Medical Journal. 2013; 347:f4746.

[16] Vahtera J, Kivimaki M, Forma P, et al. Organizational downsizing as a predictor of disability pension: the 10-town prospective cohort study. J Epidemiol Community Health. 2005;59(3):238-242.

[17] Kivimaki M, Honkonen T, Wahlbeck K, et al. Organizational Downsizing and increased use of psychotropic drugs in employees who remain in employment. Journal of Epidemiology and Community Health. 2007(61):154-158.

[18] Quinlan M, Bohle P. Overstretched and unreciprocated commitment: reviewing research on the occupational health and safety effects of downsizing and job insecurity. Int J Health Serv. 2009;39(1):1-44.

[19] Vahtera J, Kivimaki M, Pentti J, et al. Organisational downsizing, sickness absence, and mortality: 10-town prospective cohort study. BMJ. 2004;328(7439):555.

[20] Laszlo KD, Pikhart H, Kopp MS, et al. Job insecurity and health: a study of 16 European countries. Soc Sci Med. 2010;70(6):867-874.

[21] Yip B, Rowlinson S. Job Redesign as an Intervention Strategy of Burnout: Organizational Perspective. Journal of Construction Engineering and Management. August, 2009.

[22] Hämmig O. Health and well-being at work: The key role of supervisor support. Social Science & Medicine – Population Health. 2017;3: 393-402.

[23] Siegrist J. Chronic psychosocial stress at work and risk of depression: evidence from prospective studies. Eur Arch Psychiatry Clin Neurosci. 2008;258 Suppl 5:115-119.

[24] Siegrist J. Social Reciprocity and Health: New Scientific evidence and policy implications. Psychoneuroendocrinology. 2005;30(10):1033-1038.

[25] Hammer LB, Demsky. CA. Introduction to Work-life Balance. Workplace Well-being: Building Positive and Psychologically Healthy Workplaces. Available at: http://works.bepress.com/leslie_hammer/19/. West Sussex, England. 2014.

[26] Hammer LB, Kossek EE, Anger WK, Bodner T, Zimmerman K. Clarifying Work-Family Intervention Processes: The Roles of Work-Family Conflict and Family-Supportive Supervisor Behaviors. Journal of Applied Psychology. 2011;96(1):134-150.

[27]Moen P, Kelly E, Lee S, et al. Can a Flexibility/Support Initiative Reduce Turnover Intentions and Exits? Results from the Work, Family Health Network. Social Problems. 2017;64:53-85.

[28]Kelly E, Kossek E, Hammer L, et al. Getting there from here: Research on the effects of work-family initiatives on work-family conflict and business outcomes. The Academy of Management Annals. 2008;2(1):305-349.

[29] Hülsheger UR, Schewe AF. On the costs and benefits of emotional labor: A meta-analysis of three decades of research. Journal of Occupational Health Psychology. 2011;16(3):361.

[30] Grandey AA, Rupp D, Brice WN. Emotional labor threatens decent work: A proposal to eradicate emotional display rules. Journal of Organizational Behavior. 2015;36(6):770-785.

[31] Hall GB, Dollard MF, Winefield AH, Dormann C, Bakker AB. Psychosocial safety climate buffers effects of job demands on depression and positive organizational behaviors. Anxiety, Stress & Coping. 2013;26(4):355-377.

[32] Kivimaki M, Ferrie J, Brunner E, et al. Justice at work and reduced risk of coronary heart disease among employees: the Whitehall II Study. Archives of Internal Medicine. 2005;165:2245-2251.

[33] Ferrie J, Head J, Shipley M, Vahtera J, Marmot M, Kivimaki M. Injustice at work and incidence of psychiatric morbidity: the Whitehall II study. Occup Environ Med. 2006;63:443-450.

[34] Elovainio M, Leino-Arjas P, Vahtera J, Kivimaki M. Justice at work and cardiovascular mortality: a prospective cohort study. Journal of Psychosomatic Research. 2006;61 271-274.

[35] Elovainio M, Heponiemi T, Sinervo T, Magnavita N. Organizational justice and health; review of evidence. G Ital Med Lav Erg. 2010;32.

[36] Ndjaboué R, Brisson C, Vézina M. Organisational justice and mental health: a systematic review of prospective studies. BMJ: Occupational and Environmental Medicine. 2012;69(10):694-700.

[37] Russell Cropanzano DEB, and Stephen W. Gilliland. The Management of Organizational Justice. Academy of Management Perspectives. 2007;21(4).

[38] Verkuil B, Atasayi S, Molendijk ML. Workplace Bullying and Mental Health: A Meta-Analysis on Cross-Sectional and Longitudinal Data. PLoS One. 2015;10(8):e0135225.

[39] Nielsen M. Outcomes of exposure to workplace bullying: A meta-analytic review. Work & Stress. 2012;26(4).

[40] Okechukwu CA, Souza K, Davis KD, Castro ABd. Discrimination, Harassment, Abuse and Bullying in the Workplace: Contribution of Workplace Injustice to Occupational Health Disparities. Am J Ind Med. 2014;57(5):573-586.

[41] Tran M, Sokas RK. The Gig Economy and Contingent Work: An Occupational Health Assessment. J of Occ & Env Med. 2017;59(4):e63-e66.

[42] Benach J, Vives A, Amable M, Vanroelen C, Tarafa G, Muntaner C. Precarious Employment: Understanding an Emerging Social Determinant of Health. Annual Review of Public Health. 2014;35:229-253.

[43] Quinlan M, Sokas RK. Community campaigns, supply chains, and protecting the health and well-being of workers. Am J Public Health. 2009;99 Suppl 3:S538-546.

[44] Vyas M, Garg A, Iansavichus A, et al. Shift work and vascular events: systematic review and meta-analysis. British Medical Journal. 2012;345:e4800.

[45] Torquati L, Mielke G, Brown W, Kolbe-Alexander T. Shift work and the risk of cardiovascular disease. A systematic review and meta-analysis including dose-response relationship. Scand J Work Environ Health. 2018;44(3):229-238.

[46] Dembe AE, Erickson JB, Delbos RG, Banks SM. The impact of overtime and long work hours on occupational injuries and illnesses: new evidence from the United States. Occup Environ Med. 2005;62(9):588-597.

[47] Major VS, Klein KJ, Ehrhart MG. Work Time, Work Interference With Family, and Psychological Distress. Journal of Applied Psychology. 2002;87(3):427-436.

[48] Milner A, Smith P, LaMontagne AD. Working hours and mental health in Australia: evidence from an Australian population-based cohort, 2001–2012. 72. 2015;8:573-579.

[49] Virtanen M SS, Fuhrer R, et al. Overtime work as a predictor of major depressive episode: a 5-year follow-up of the Whitehall II study. PLoS One. 2012;7:e30719.

[50] Virtanen M, Katriina Heikkilä, Markus Jokela, et al. Long Working Hours and Coronary Heart Disease: A Systematic Review and Meta-Analysis. American Journal of Epidemiology. 2012;176(7):586-596.

[51] Conway SH, Pompeii LA, Roberts RE, Follis JL, Gimeno D. Dose-Response Relation Between Work Hours and Cardiovascular Disease Risk: Findings From the Panel Study of Income Dynamics. J of Occ & Env Med Volume 58, Number 3, March 2016.58(3):221-226.

[52] Goh J, Pfeffer J, Zenios SA. Workplace stressors & health outcomes: Health policy for the workplace. Behavioral Science & Policy. 2015;1(1):43-52.

[53] Pencavel J. The Productivity of Working Hours. The Economic Journal. 2015;125(589).

[54] Leigh JP, Du J. Are low wages risk factors for hypertension? European Journal of Public Health. 2012;22(6):854-859.

[55] Reeves A, Mckee M, Mackenbach J, Whitehead M, Stuckler D. Introduction Of A National Minimum Wage Reduced Depressive Symptoms In Low-Wage Workers: A Quasi-Natural Experiment In The UK. Health Economics. 2016:1-17.

[56] Tsao T-Y, Konty KJ, Wye GV, et al. Estimating Potential Reductions in Premature Mortality in New York City From Raising the Minimum Wage to $15. American Journal of Public Health. 2016;106(6):1036-1041.

[57] DeRigne L, Stoddard-Dare P, Collins C, Quinn L. Paid sick leave and preventive health care service use among U.S. working adults. Prev Med. 2017;99:58-62.

[58] DeRigne L, Stoddard-Dare P, Quinn L. Workers Without Paid Sick Leave Less Likely To Take Time Off For Illness Or Injury Compared To Those With Paid Sick Leave. Health Affairs (Project Hope). 2016;35(3):520-527.

[59] Stoddard-Dare P, DeRigne L, Collins CC, Quinn LM, Fuller K. Paid sick leave and psychological distress: An analysis of U.S. workers. The American Journal of Orthopsychiatry. 2018;88(1):1-9.





Entradas relacionadas

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page