• PRAX

Beneficios estratégicos de evaluar, diagnosticar, monitorear e intervenir el clima organizacional

Aunque el clima es un elemento central en los procesos de gestión humana, a menudo nos encontramos organizaciones que lo miden casi por cumplir o por moda, sin comprender los beneficios y utilidades estratégicas de hacerlo. En este artículo explicaremos qué ganan las empresas al evaluar, diagnosticar, monitorear e intervenir el clima organizacional.

¿Qué es y cuál es el impacto del Clima Organizacional?

El clima organizacional se define como el significado compartido de los trabajadores sobre los eventos, políticas, prácticas y procedimientos que experimentan, así como sobre los comportamientos que observan son apoyados, esperados y reforzados por la organización (Ehrhart et al., 2014), lo cual es determinante en su propio comportamiento y, por tanto, tiene un impacto significativo de los resultados empresariales.


¿Por qué es importante medir el Clima Organizacional?

Las organizaciones que se preocupan por comprender e intervenir su clima organizacional tienen mayores probabilidades de influir en la conducta de sus colaboradores en función del cumplimiento de sus objetivos de negocio.


Imaginemos el caso de una empresa que busca ampliar su portafolio de productos y servicios. Muy seguramente esa compañía necesitará que sus colaboradores desplieguen al máximo su capacidad de innovación. Y si los trabajadores no perciben coherencia entre esa pretensión y el entorno en el que desarrollan su labor diaria, difícilmente se materializará una dinámica de generación e implementación de nuevas formas de crear valor para la organización.


¿Cómo saber si efectivamente los trabajadores perciben que los eventos, políticas, prácticas y procedimientos que experimentan, así como los comportamientos que observan son apoyados, esperados y reforzados por la organización, promueven la innovación? Mediante la evaluación, diagnóstico y monitoreo del clima organizacional, particularmente a través de la variable “Innovación”. Bajas puntuaciones en una variable como esta son señales de alerta de que pese al deseo de la empresa, los trabajadores no perciben un entorno innovador, reduciendo la probabilidad de lograr los resultados esperados.


En este ejemplo, el diagnóstico de clima organizacional le ayuda a la empresa a comprender con precisión la realidad que perciben sus trabajadores, proporcionando el insumo necesario para identificar en qué debe trabajar.

Diagnóstico de Clima organizacional

Lo que no se mide, no se puede gestionar. Utilice PRAX para conocer la forma en que sus trabajadores viven y experimentan su organización.

De acuerdo con lo anterior, el principal beneficio estratégico de evaluar, diagnosticar, monitorear e intervenir el clima organizacional es incrementar la probabilidad de influir efectivamente en el cambio de los comportamientos de los trabajadores en función de los objetivos del negocio.


Referencias

Ehrhart, M. G., Schneider, B., & Macey, W. H. (2014). Organizational Climate and Culture: An Introduction to Theory, Research, and Practice. Routledge.

Entradas relacionadas

Ver todo